¿Qué es el Coste por influencia?

En el paradigma de la web 2.0 cambian las reglas tradicionales, por lo que las formas de medir que hasta entonces usábamos para evaluar los resultados de las acciones publicitarias y de marketing están caducadas.

En esta nueva era, aparecen los llamados medios sociales, donde es posible compartir cualquier cosa y comunicarnos no solo recibiendo información verticalmente, sino que todo fluye que en todas direcciones.

Las audiencias cada vez más se segmentan y dejan de predominar los canales unidireccionales, como antiguamente ocurría con el liderazgo de la televisión, radio o periódicos, para ser sustituidos por otros, donde todo el mundo, incluído el consumidor o usuario de a pié, puede ser un emisor y a la vez un receptor, y cada uno de ellos puede escibir en Internet y tener una comunidad que le sigue a su alrededor y a diario grancias a la sindicación vía feeds.

Ejemplo claro de ello, son los blogs el medio donde cualquier persona puede crear contenidos de interés y formar una comunidad alrededor suyo, teniendo gente que le lee cada día y comenta lo que el escribe, cosiguiendo así su propio círculo de influencia, es ahí donde nace este nuevo concepto, el del Coste por influencia.

Cuando no son válidos otras unidades de medida como el Coste Por Acción (CPA), Coste Por Mil impresiones (CPM), o el Coste Por Click (CPC) por matar moscas a cañonazos, descubrimos que se está desaprovechando las nuevas reglas por basarse en conceptos que han cambiado, no es tan importante la cantidad sino la calidad de poder dirigirnos a un mercado microsegmenteado.

Es entoces cuando nace el CPI=Coste por influencia el nuevo parametro que explica la forma en que un individuo o conjunto de estos a través de un blog son capaces de influir en otra gente hasta el punto de ser participes de sus decisiones y opiniones, marcando incluso nuevas tendencias y corrientes de pensamiento.

Los blogs son un medio, del que a pesar de que se crean miles diariamente desde su aparición a principios del 2000, su potencial y crecimiento no ha hecho má que empezar, en comparación a lo que le depara el futuro. Es por esto que debemos aprovechar cuanto antes esta oportunidad para llegar a situarnos donde nos interesa antes que nuestra competencia, tomando en cuenta estas nuevas formas de entender el valor que aportan los medios actuales.

 

AdLemons